La dieta mediterránea puede disminuir el riesgo de progresión del cáncer de próstata, según ha puesto de manifiesto un estudio llevado a cabo por investigadores del Centro Oncológico MD Anderson de la Universidad de Texas (Estados Unidos).

Y es que, según se ha observado en el trabajo, tras ajustar los factores que se sabe que aumentan el riesgo de que el cáncer empeore con el tiempo, como la edad, el antígeno prostático específico (PSA) y el volumen del tumor, los hombres con una dieta que contenía más frutas, verduras, legumbres, cereales y pescado tenían un riesgo reducido de su cáncer de próstata creciendo o avanzando hasta un punto en el que muchos considerarían un tratamiento activo.

Los investigadores también examinaron el efecto de la diabetes y el uso de estatinas y encontraron una reducción del riesgo similar en estos grupos de pacientes. El estudio, cuyo mayor número de participantes eran blancos, también encontró que el efecto de una dieta mediterránea fue más pronunciado en los participantes afroamericanos y otros que se autoidentificaron como no blancos.

«La dieta mediterránea se ha relacionado constantemente con un menor riesgo de cáncer, enfermedades cardiovasculares y mortalidad. Este estudio en hombres con cáncer de próstata en etapa temprana nos acerca un paso más a brindar recomendaciones dietéticas basadas en evidencia para optimizar los resultados en pacientes con cáncer, quienes junto con sus familias, tienen muchas preguntas en esta área», han aseverado los expertos.

Leer Noticia Completa en Infosalus