Desde que comenzaron a aparecer los primeros móviles en el mercado, la seguridad ha sido un factor muy importante. Por ello, para poder desbloquear nuestro dispositivo de forma segura mediante un PIN o patrón de desbloqueo. Con el paso de los años hemos comprobado cómo se ha introducido una nueva variante de desbloqueo, con la aparición de los sensores de huellas dactilares.

Aunque el lector de huellas comenzó siendo un añadido de gama alta reservado para los mejores móviles de cada compañía, con el tiempo su uso se ha ido extendido. Por ello, prácticamente casi cualquier móvil incluye ya un lector de huellas, incluso en aquellos que tienen un precio por debajo de los 100 euros.

Lector de huellas, un imprescindible para la seguridad

Seguro que nuestro móvil se encuentra equipado con un lector de huellas, ya sea detrás, en un lado o integrado en la pantalla. Su configuración y uso es similar independientemente de donde se encuentre ya que el sensor identifica nuestra huella que contiene un patrón único, el móvil la identifica y las registra para que podamos desbloquear el terminal cada vez que lo necesitemos, y todo de una manera sumamente rápida.

Pero el lector de huellas no solo nos servirá para desbloquear nuestro móvil, sino que también es compatible con un buen número de aplicaciones. Por ejemplo, podemos usarlo para desbloquear WhatsApp y evitar que nadie pueda cotillear nuestras conversaciones. También sirve como método de identificación para los bancos de forma que podamos acceder a nuestra cuenta y realizar operaciones confirmando la operación con nuestra huella.

Tipos de lectores de huellas en los móviles

En el mercado encontramos móviles con diferentes tipos de lectores de huellas, que, si bien son diferentes tecnologías, todos realizan la misma función.

Lector de huellas capacitivo

Se trata de uno de los primeros lectores de huellas que conocimos y que aún se mantiene en una amplia cantidad de terminales. En sus comienzos se situaba sobre el botón de home en la parte delantera del teléfono. Con el tiempo ha ido evolucionando y ahora es fácil que podamos encontrarlo tanto en el lateral como en la parte trasera, sobre todo en móviles de gama de entrada o gama media.

Lector De Huellas Movil Parte Trasera

Su funcionamiento se realiza a través de la carga eléctrica que transmiten nuestros dedos, a la cual permite mediante la piel que pueda quedar reflejada una imagen concreta de nuestra huella. Como los surcos que mite nuestra huella no necesita presionar la superficie el lector puede identificar de forma correcta el área de contacto.

Lectores de huellas óptico físicos

Este tipo de sensores de huellas a diferencia de los capacitivos, lo que realiza para funcionar es hacer una fotografía. Una vez hecha, cuando colocamos nuestro dedo, compara la información obtenida con la almacenada previamente para comprobar si coinciden y desbloquear el terminal. Para ello uso una serie de algoritmos que se encargan de identificar y contrarrestar con la registrada.

Lectores de huellas óptico bajo la pantalla

Se trata de uno de los lectores de huellas más populares que suelen formar parte de los terminales de gama alta y gama media/alta. En este caso, el lector deja de ser físico para integrarse debajo de la pantalla, si bien su funcionamiento es similar al de cualquier lector de huellas óptico.

Lector De Huellas En Pantalla

En este caso el lector usa la luz de la pantalla como iluminación para conocer toda la información que dispone nuestra huella dactilar. Pese a resultar práctico y muy atractivo, pero tiene con inconveniente que algo más lento a la hora de reconocer la huella y en ocasiones puede fallar más de lo deseado, sobre todo si no hay buena iluminación.

Lector de huellas por ultrasonidos

Una de las últimas tecnologías que han llegado para el lector de huellas es a través de ultrasonidos. Estos cuentan con algunas diferencias con respecto a los capacitivos y ópticos, ya que utiliza ultrasonidos para realizar su tarea. Estos sensores cuentan con transmisor y un micrófono que usan ondas con sonido que rebotan en la huella y se devuelve de la misma forma para comprobar si corresponde.

Estos sensores utilizan un área de lectura de gran tamaño por lo que no necesita iluminarla para que el usuario sepa donde se encuentra. Además, la lectura y grabación de la huella es sumamente rápida y es más seguro ya que la yema del dedo se lee con una simple pasada.

Leer Noticia Completa en Phone House